en los medios

¿Es posible ignorar la oficina cuando se está de vacaciones?

martes, 06 de enero de 2015
El PAIS
En vacaciones cuando usted es el jefe, ¿realmente puede hacer caso omiso a su bandeja de entrada del correo electrónico e ignorar las llamadas telefónicas de la oficina? Es una pregunta que muchos gerentes y ejecutivos ponderan cuando empacan sus maletas. Y la respuesta no es tan clara como podría parecer.

En la era de las comunicaciones globales y de los teléfonos inteligentes que funcionan desde casi cualquier lugar del planeta (incluso desde el aire), ¿está bien desconectarse, en particular si se dirige a un grupo de personas en la oficina? En gran parte, depende de lo bien que haya dejado todo preparado para su ausencia y de cuán necesaria sea su opinión en caso de crisis u otras situaciones difíciles.

BBC Mundo consultó a expertos y jefes de todo el mundo acerca de sus experiencias, sobre cómo liberarse y cómo permanecer conectados, y sobre cómo encontrar el equilibrio justo entre la renovación y la responsabilidad.

Los expertos recomiendan dejar los dispositivos inteligentes en casa. A menos que su computadora portátil y su teléfono inteligente sean absolutamente necesarios, déjelos en casa, sugiere Robert Hosking, director ejecutivo de OfficeTeam, con sede en Menlo Park, California.

Aunque esto es más común en Europa, donde las vacaciones son más sagradas, en Estados Unidos tampoco estará solo si procede de esta manera.

Según Hoskings, si usted siente la necesidad de reportarse un par de veces al día, entonces probablemente eso sea una señal de que ha planificado sus vacaciones en un mal momento o de que usted "sólo debe relajarse y dejar de preocuparse".

En tanto, "si usted tiene que reportarse, establezca 'horas de oficina' para que sus colegas sepan cuándo estará disponible, de manera de evitar ser llamado en cualquier momento", dice el director de OfficeTeam.Para Anne Frisch, vicepresidente senior de finanzas en la compañía internacional de servicios petroleros CGG, con sede en París, desconectarse durante sus vacaciones le da la oportunidad a sus subordinados directos de dar un paso al frente. "En la mayoría de los casos, esta demostración de confianza incrementa el compromiso de los empleados y puede ser una manera efectiva de demostrar aprecio y valor a los colegas de confianza", asegura Frisch.

Más de una cuarta parte de los empleados estadounidenses se sienten culpables al usar toda la licencia acumulada, de acuerdo al estudio de compromiso de los empleados del año 2014, realizado por Randstad. Pero tomarse el tiempo para poder desconectarse es muy importante. "Creo que las vacaciones son necesarias para nuestra salud mental y espiritual. Todos necesitamos tiempo para nutrirnos nuevamente", señala Martha Eskew, orientadora ejecutiva laboral.