Cinco claves para el desafío del talento 2016

Las organizaciones saben que deben atraer el talento crítico para desarrollar sus proyectos  y están teniendo muchos problemas para hacerlo. Un reciente informe de la consultora Willis Towers Watson puso el tema en el ojo de la tormenta.

Nuevos colaboradores con habilidades de liderazgo, buen manejo de las soft skills, espíritu emprendedor y compromiso suficiente como para involucrarse y ser parte de la cultura de la compañía, son el tesoro más buscado por las compañías de todo el mundo.

Es así que  atraerlos es sólo una parte del desafío, luego hay que retenerlos y más aún, comprometerlos. Presentamos aquí algunas claves que dan cuenta de la complejidad de este fenómeno:

  • Competitividad: El talento hoy se disputa a nivel internacional. En este contexto de competencia feroz, los profesionales con los skills y competencias más requeridos son más exigentes en cuanto a la elección de las empresas en las que quieren trabajar. En un contexto local en el que se espera que aumente la movilidad laboral, las organizaciones deben fortalecer su propuesta de valor, tanto para mejorar su nivel de atracción, como para retener el talento.

  • Soft Skills y liderazgo: Las habilidades blandas se consolidan como las más valoradas, independientemente de la posición, la jerarquía o la industria. Buena comunicación, creatividad, flexibilidad y trabajo en equipo pican en punta en las preferencias. Adicionalmente, la capacidad de liderazgo es clave en un momento en el que los Millenials comenzarán a tomar más responsabilidades en las organizaciones.

  • Un problema creciente: Según surge del informe de Willis Towers Watson, el panorama no es favorable para las organizaciones. El 69% de los empleadores que participaron de la encuesta refiere tener dificultades para retener talento, mientras que un abrumador 82% sostiene que tiene problemas para atraerlo.

  • ¿Cómo detener la fuga de talentos?: La fuga de talentos se detiene con estrategia y planificación. El fortalecimiento de la marca empleadora es una herramienta clave, ya que permite concentrar esfuerzos y generar sinergias en pos de un mismo objetivo. El último informe del Randstad Award ofrece interesantes indicadores sobre los factores que pesan más a la hora de analizar un eventual cambio de trabajo. Flexibilidad horaria y equilibrio entre  trabajo y vida privada están entre los más relevantes como factores de retención según en informe.

  • Una PVE sólida: Una Propuesta de Valor al Empleado (PVE) competitiva, atractiva y dinámica es muy importante para trabajar en el employer branding. De la mano de una creciente importancia de una buena comunicación para que los diferentes públicos tomen nota de la PVE, la coherencia entre lo que la empresa dice que hace y lo que efectivamente hace en términos de clima laboral, beneficios y relación con sus empleados, se vuelve un elemento crítico.

Un proceso transversal que trabaje sobre los factores de atracción-y retención, la PVE y la cultura organizacional de forma conjunta es el pilar para dar forma a una marca empleadora a la altura del creciente desafío de la competencia por el talento.

 

< volver a la página anterior