Para consolidar un equipo de trabajo productivo y comprometido, es fundamental fomentar el buen clima laboral. Una de las claves para un ambiente positivo es contar con personas que, precisamente, emanen y contagien energía positiva. En un mercado laboral competitivo, donde se buscan habilidades cada vez más especializadas, con frecuencia las organizaciones olvidan lo importante que es tener colaboradores optimistas en el equipo. 

¿por qué deberías contratar personas optimistas?

Contagian su optimismo. La “buena onda” se contagia, tanto cuando se comparten muchas horas en una oficina como cuando se trabaja de forma remota. Cuando hablamos de personas optimistas, no nos referimos a la idea simplista de personas que siempre están riendo y cantando (¡aunque puede haberlas!), sino a aquellas que tienden a ver una oportunidad ante cada desafío o dificultad. Que ven el vaso medio lleno. 

Afrontan mejor las dificultades. Esa visión hace que las personas optimistas estén mejor preparadas para afrontar imprevistos, y obtener resultados positivos de una situación desfavorable. En equipos que manejan periodos de mucha carga laboral, o donde la flexibilidad y dinamismo son parte del día a día, es vital tener personas que siempre busquen salidas a las distintas situaciones, y sean capaces de aprender de los errores, con alegría.

Cumplen mejor con su trabajo. Según estudios, los empleados optimistas están un 103% más inspirados y comprometidos con sus tareas. Son colaboradores que, en vez de quejarse, buscan soluciones, más allá del rol que ocupen. 

Son colaborativos. Al buscar resolver las dificultades que se les presentan, las personas optimistas tienden a tener más apertura al trabajo en equipo. Inyectan su motivación en el resto del equipo, destacando siempre el aporte valioso de cada uno. De esta manera, las personas optimistas también previenen el contagio de la “mala onda”, y ayudan a que las visiones pesimistas no se propaguen, incluso en situaciones desafiantes. 

Aportan al buen clima laboral: Hoy los talentos ponderan trabajar en ambientes agradables, distendidos y colaborativos, los cuales son imposibles de fortalecer sin personas y líderes que emanen actitud positiva. Según el Randstad Employer Brand Research de 2022, el 66% de los trabajadores señalan que el clima laboral es el principal factor para elegir un empleador. Incluso es más importante que el salario, que históricamente ocupaba el primer lugar. Por lo tanto, si las empresas quieren atraer y retener mejores talentos, deben priorizar su clima laboral. Para esto, es esencial contratar personas optimistas y potenciar el crecimiento de las personas con esta cualidad dentro del equipo. 

 

Smiling man sitting at his dining table with a drink and his laptop. Looking away. Kitchen in the background.
Smiling man sitting at his dining table with a drink and his laptop. Looking away. Kitchen in the background.

¿cómo contratar talentos optimistas? 

Por todas las razones que enumeramos, el optimismo es un factor clave en la gestión del personal y también debería ser tomado en cuenta en los procesos de reclutamiento. 

Para atraer personas optimistas, es importante mencionar este rasgo de personalidad en los perfiles de búsqueda. Al avanzar en la selección, un experto en recursos humanos y psicología laboral es capaz de detectar las señales de optimismo (o pesimismo), evaluando la actitud más allá de la experiencia o las habilidades.