los desafíos de Recursos Humanos frente a la pandemia en Uruguay.

La pandemia por COVID-19 ha tenido un enorme impacto en innumerables industrias en todo el mundo. Muchos sectores han sufrido bajas en la demanda que han puesto en riesgo a las empresas y han resultado en la pérdida de millones de empleos. En este contexto, los gerentes de recursos humanos se han tenido que enfrentar a desafíos sin precedentes para ayudar a las organizaciones y a las personas a adaptarse rápidamente a la “nueva normalidad”. 

Hay cuatro fuerzas clave que configuran este nuevo entorno:

- Metamorfosis de la demanda

- Una fuerza laboral alterada

- Incertidumbre regulatoria

- Comprensión del virus

Para los departamentos de recursos humanos, la prioridad es seguir ajustándose a la nueva realidad o nueva normalidad, desarrollando una estrategia que equilibre la continuidad del negocio con la salud y la tranquilidad de su fuerza laboral, lo que significa ser conscientes de sus desafíos más apremiantes y encontrar soluciones efectivas para ellos.

Protegiendo la salud

Dadas las claras implicancias para la salud asociadas con la pandemia del COVID-19, los empleadores deben transformar el lugar de trabajo en un ambiente de riesgo mínimo, asegurando su seguridad y bienestar.

Los temores comprensibles por estar expuestos al coronavirus, más aún, en situaciones de rebrote como está sucediendo ahora mismo en Uruguay en plena ejecución del plan de vacunación, están haciendo que algunas personas sean reacias a regresar al trabajo físicamente. 

En este contexto, los profesionales de Capital Humano tienen un papel clave que desempeñar. El primer paso, y posiblemente el más importante, es iniciar un diálogo constructivo con los trabajadores que están incómodos por regresar al lugar de trabajo. Para esto, hay que escuchar sus inquietudes, preguntar qué puede hacer la empresa para que se sientan más seguros de volver y describir las garantías que se están implementando para proteger a los empleados de los contagios.

La información sobre las medidas de protección que son necesarias en tu industria y que resultarán más efectivas para tu negocio se puede obtener de varias fuentes, que incluyen:

- El Gobierno

- Organismos de la industria

- Sindicatos

- Autoridades sanitarias

La industria de servicios de recursos humanos, encabezada por Randstad y otros líderes del sector, se ha unido para producir una serie de orientaciones para volver a trabajar de forma segura en la nueva normalidad, incluyendo las mejores prácticas de salud y seguridad, y consejos prácticos para un reinicio efectivo.

Mantener la capacidad de la fuerza laboral

Mantener a su gente segura y feliz debería ser el objetivo principal del departamento de recursos humanos, pero la nueva normalidad creada por el COVID-19 también presentará ciertos desafíos operativos para muchas empresas. Uno de ellos será asegurar que haya suficiente capacidad en tu fuerza laboral para que la empresa vuelva a trabajar y comience a generar ingresos nuevamente.

El desempleo mundial se disparó en 2020 como resultado de la pandemia, y muchos empleadores se vieron obligados a despedir trabajadores cuando sus economías se cerraron. También sucede en muchos casos, que el personal no puede reanudar el trabajo debido a problemas de salud o responsabilidades de cuidado. La combinación de estos casos podría dar lugar a graves limitaciones de capacidad, justo cuando las empresas necesitan aumentar las actividades y volver a encaminar el negocio.

En el lado positivo, hay soluciones disponibles para las empresas que tienen requisitos de habilidades inmediatas y brechas en su fuerza laboral que deben llenarse. La evolución en el mundo del trabajo en los últimos años significa que la economía del trabajo y la fuerza laboral eventual ahora son fuentes valiosas de habilidades para los gerentes de recursos humanos, y una estrategia de personal flexible puede ayudarte a aprovecharlos al máximo.

Uno de los mayores beneficios de un enfoque flexible para la dotación de personal es el potencial para adquirir las habilidades y las personas que necesitás con la máxima velocidad y rentabilidad. Si falta personal clave en un área vital del negocio debido a consideraciones de salud a corto plazo, por ejemplo, traer trabajadores temporales puede garantizar que tengas los recursos humanos que necesitás sin el tiempo y el compromiso financiero de una contratación permanente.

Este nivel de capacidad de respuesta y eficiencia será esencial para muchas empresas en el contexto actual, particularmente aquellas cuyas finanzas se han visto seriamente afectadas por la pandemia.


< volver a la página anterior