mIllennials y centennials: 4 maneras de atraer la fuerza laboral del futuro.

El tiempo nunca se detiene, es una constante que nos atraviesa a todos por igual sin importar ningún tipo de contexto. Las generaciones que llevaron adelante la fuerza laboral del mundo durante los últimos 30 años comienzan a pensar en su retiro y las nuevas generaciones son las que toman su lugar, ese cambio es tan inevitable como natural.


Hoy en día nos encontramos con que los Baby Boomers, la generación de quienes fueron niños durante los dorados años 50 y bailaron al ritmo de Twist and Shout durante su adolescencia, son quienes están dejando sus puestos en las oficinas y comenzando a disfrutar de sus merecidas jubilaciones. 


Su lugar queda custodiado por la Generación X, quienes vieron con sus propios ojos como los teléfonos celulares pasaban de ser grandes bloques que solo permitían hacer llamadas, a los dispositivos inteligentes que conocemos hoy día. 


Sin embargo, en muy poco tiempo ellos dejarán de ser la fuerza laboral predominante del mundo, dando paso a los famosos Millennials y Centennials. Siendo los primeros quienes quedarán en los roles de liderazgo y los segundos quienes irán ingresando de a poco al mercado, trayendo como ventaja sobre el resto el hecho de ser nativos digitales. 


En base a una encuesta realizada por Randstad y The Future Workplace a cientos de Millennials y Centennials acerca de qué esperan los jóvenes de su trabajo, podemos desprender algunas conclusiones interesantes sobre cómo atraer a quienes serán en breve la fuerza laboral dominante del planeta. 


1. La comunicación debe ser el pilar del liderazgo


Las nuevas generaciones demandan que los líderes se comuniquen con ellos. El concepto de que los adolescentes viven aislados del mundo, inmersos en la tecnología y redes sociales es completamente erróneo. 


La mayoría esperan que la comunicación sea fluida y sobre todo cara a cara. Por eso, es importante potenciar las instancias personales por encima de las virtuales, siempre y cuando el contexto pandémico lo permita, claro. 


2. Convivir y adaptarnos a las contradicciones tecnológicas


Es cierto que las redes sociales son un tema delicado en las oficinas. No solo por la potencial pérdida de la concentración que podría provocar en los trabajadores, sino también por la preservación y seguridad de la información que se maneja dentro de una oficina.


Los adolescentes viven con esa contradicción, quieren usar las redes sociales en el trabajo, pero saben que éstas son su mayor distracción. 


Lidiar con esta contradicción es y será un desafío cada vez más importante para las empresas, que a medida que los jóvenes se sumen al mercado laboral, deberán buscar la manera de implementar la tecnología sin perder productividad. 


3. Fomentar la colaboración en el entorno de trabajo


Es muy común oír que los jóvenes no quieren trabajar dentro de una oficina, sin embargo este concepto no es correcto. Millennials y Centennials prefieren la opción de contar con un lugar de trabajo antes que el teletrabajo o los espacios de co-working. 


Sin embargo, la condición necesaria para esto es la colaboración. Tanto Millennials como Centennials buscan y priorizan el contacto y trabajo en equipo. Entonces, la solución sería optar por oficinas colaborativas, con espacios amplios donde pueda darse el mix entre dispersión y creatividad que los jóvenes necesitan.


4. Tener en cuenta y reducir los motivos de ansiedad


A medida que los millennials comienzan a ocupar puestos cada vez más determinantes y decisivos en las empresas, es muy importante detectar cuáles son los factores que reducen su productividad.


Claramente, el dinero y el estrés son dos factores importantes en esto, sin embargo existe otro factor que podría ser muy ilustrativo: los millennials tienen ciertos reparos respecto a las políticas corporativas, es decir, no se sienten enteramente a gusto con el juego de la influencia y el leverage de los niveles superiores de una organización. 


Para esto, es vital ofrecer cursos de liderazgo, manejo del estrés y oratoria. Incentivar un proceso formativo que logre desarrollar las capacidades que un manager debe tener para poder lidiar con la política y la presión, sin que estas impacten en su salud o productividad. 


Si bien existen muchas formas de potenciar la atracción de Millennials y Centennials, podemos detectar una variable clave: la flexibilidad en los formatos y ámbitos de trabajo. 


¿Está lista tu empresa para atraer el talento joven?


< volver a la página anterior