5 consejos para aumentar tu productividad durante el teletrabajo.

El trabajo remoto ha tenido un impulso insólito a raíz de la pandemia. Esto dio lugar a que algunos trabajadores estén contentos y motivados gracias a la nueva forma de trabajo. Pero por otro lado, hay algunos que extrañan el trabajo en la oficina ya que en su hogar hay más distracciones lo que dificulta las tareas y disminuye la productividad.

Para esto, te compartimos algunos consejos fáciles para que puedas hacer crecer tu productividad para esos momentos donde te cuesta llevar adelante el trabajo remoto en casa:

Dale un nuevo significado al tiempo invertido en viajes.

Aquellas personas que sostienen que el trabajo en casa es positivo, han podido darle una nueva utilidad al tiempo que solían invertir en los viajes a la oficina, transformándolo en momentos para hacer ejercicio. Este hábito ayuda a mejorar tu salud física y también mental, tu estado de alerta y tu desempeño en el trabajo.

Bloqueá en tu agenda un espacio para trabajos focalizados.

Durante el trabajo en la oficina, muchas veces es difícil bloquear tu tiempo para realizar tareas que demanden mucha atención, ya que tus colegas pueden acercarse a tu espacio de trabajo para hablar o para tener una reunión improvisada. Para momentos como éste, donde es necesario que puedas concentrarte, lo mejor es distanciarte físicamente de tus compañeros cerrando la puerta de tu oficina, yendo a una sala donde puedas estar solo o trabajando desde casa. De todas formas, esto a veces suele ser algo difícil de llevar adelante.
Lo positivo del trabajo remoto es lograr ese distanciamiento físico con tus compañeros, lo que te permite bloquear espacios en tu agenda para llevar adelante esas tareas que necesitan más foco. Una opción es agendar 1 o 2 horas cada mañana y aprovechar ese tiempo para leer documentos, para escribir informes o notas que necesiten más atención, o también para aprovechar el tiempo para ideas o proyectos.

Planificá reuniones para seguimiento.

Programá con tus compañeros reuniones para darle seguimiento a los temas que lo necesiten. Esto te permitirá que tu productividad aumente mucho más así como también, te dará lugar a que logres una planificación más eficaz de las tareas relacionadas a estos temas. Lo recomendable es que los encuentros sean cortos, de no más de media hora, y con objetivos claros y puntuales. Una forma de llevar adelante esto, es que todas las reuniones sean identificadas bajo el mismo nombre como: “revisión rápida”, “quick chek” u otras opciones similares.

Comenzá a utilizar “ocupado” en el estado de tu perfil. 

Cambiar tu estado en tus redes sociales y en las plataformas laborales a “ocupado” te permitirá lograr una concentración total en esos momentos que tenés reservados para realizar esas tareas que necesitan más foco. De esta forma, tus compañeros sabrán en qué momentos no deben molestarte y cuándo estás disponible, a menos que sea por un tema urgente.

Evitá las distracciones.

Cuando hayas podido deshacerte de todas las distracciones de afuera, debés impedir las tuyas. A veces, la mente busca nuevas distracciones, lo que puede aumentar cuando el lugar de trabajo es tranquilo.

Si esto te ocurre, una buena forma de hacerle frente es escuchando música o trabajando de pie en un escritorio en altura que te permita cambiar el peso del cuerpo y, de esa forma, estar moviendote a la misma vez que trabajás. También podés planificar descansos de 5 minutos o masticar chicle. Esas acciones podrán ayudarte a que te sientas más activo y que no aparezcan las ganas de mirar tus redes sociales, lo que te hace perder más tiempo y bajar tu concentración y nivel de productividad.
Todavía es incierto el tiempo que nos queda trabajando desde casa. En un momento así, la mejor opción es poner en marcha todos los consejos posibles para que nuestras horas de trabajo sean lo más eficientes y productivas posibles.

Y, por qué no, podremos darnos cuenta que el teletrabajo es una forma que nos resulta efectiva y podamos pensar que es algo que se puede adoptar luego de que pasemos esta pandemia.

< volver a la página anterior