El home office puede presentar diversas ventajas y desventajas según la realidad de cada organización y de cada persona dentro de la misma, debido a una enorme cantidad de factores. Lo que es seguro, es que el home office llegó para quedarse y representa algunos desafíos. Para empezar, la falta de contacto cara a cara con tu jefe y tus colegas es un tema, también lo son las distracciones y otras consecuencias de la rutina del hogar y la familia con la presencia de niños chicos en el hogar, por ejemplo. Los expertos en gestión del talento tienen muy en cuenta estos aspectos y al entrevistar candidatos para puestos remotos buscan personas que, además de cumplir con los requisitos específicos de la posición en cuestión, tengan ciertas habilidades necesarias para trabajar con éxito de manera no presencial.

El home office, ya sea temporal o permanente, requiere de un estilo de trabajo diferente y esto significa que al momento de la entrevista el candidato deberá estar listo para responder algunas preguntas que se centrarán, además de lo habitual en cualquier entrevista laboral, en el conjunto específico de habilidades sociales necesarias para el trabajo remoto como ser: independencia, comunicación, resolución de conflictos, confianza, iniciativa, organización, entre otras.

A continuación, planteamos las 7 preguntas más comunes en una entrevista para un puesto de trabajo remoto cuyas respuestas deberías tener.

1. ¿Qué herramientas y software de trabajo remoto manejás o conocés?

Los equipos remotos en general, trabajan con distintas herramientas de trabajo colaborativo, basadas en plataformas de chat y video, y software de gestión de proyectos. El entrevistador querrá medir tu nivel de conocimiento y adaptabilidad con herramientas como Zoom, Teams, Slack, Google Docs, Trello, Airtable o Asana. Te recomendamos, además de enumerar las plataformas y herramientas que dominás, que también cuentes para qué las usó tu equipo de trabajo. Seguramente no conozcas y domines todas las herramientas que hay en el mercado, pero siempre suma ser curioso y es útil aclarar que uno aprende y se adapta con rapidez a cualquier plataforma.

2. ¿Cómo hacés para mantener una comunicación y colaboración efectivas con un equipo remoto?

El home office presenta desafíos únicos para la colaboración, ya que no se puede improvisar una reunión ni pasar por el escritorio de un colega para hacerle una pregunta casual. Lo importante en estos casos es tener en claro que a la distancia es necesario un enfoque variado de la comunicación, recurriendo al mejor método según el proyecto o tema en el que se esté trabajando. No todo amerita un zoom, ni el WhatsApp todo lo resuelve. Las reuniones periódicas de equipo suelen funcionar bien, así como plataformas como Slack, mientras que a veces la situación merece un clásico llamado telefónico.

3. ¿Cómo te organizás y administrás tu tiempo?

La independencia y flexibilidad son inherentes al trabajo remoto, al no tener la mirada y el control de un superior durante la jornada laboral. Entonces, en la entrevista es bueno hablar sobre las herramientas y estrategias que usás para realizar el seguimiento de tareas y planificar las actividades, si utilizás aplicaciones o cuál es la forma personal de organización que te resulta más eficiente. Lista de pendientes, calendario de vencimientos, urgencia en las fechas de entrega… hay tantas formas de organizarse como personas en el mundo. Mostrar cómo te organizás es la manera de demostrar que podés autogestionar tu trabajo cotidiano, compatibilizando tu actividad laboral con la personal o familiar.

4. ¿Cómo te mantenés motivado y comprometido trabajando desde casa?El trabajo remoto, por más idealizado que lo tengamos, conlleva muchas distracciones y, sin jefes ni compañeros de trabajo como refuerzo positivo, a veces mantener la motivación y el compromiso puede volverse un desafío. En esta respuesta es clave la honestidad. Contale al reclutador si te sentís cómodo trabajando solo y no lo sentís como un peso, si te gusta el trabajo colaborativo y entonces mantenés contacto con tus compañeros por chat o mail, si utilizás algún recurso como las pausas activas, etc. Aunque no tengas todas las respuestas, conversarlo abiertamente muestra que tenés presente el desafío para que el trabajo en soledad no afecte tu productividad.

5. ¿Cuál es la clave para garantizar que un proyecto sea exitoso trabajando en modo remoto?La clave para que un proyecto sea exitoso muchas veces está en hacer las preguntas correctas y desde el inicio. Esto asegura una buena comunicación y evita errores y malos entendidos, lo que resulta vital en el trabajo remoto. Así, se puede tener una comprensión precisa del trabajo a realizar, gestionar las expectativas en torno a plazos y asegurar que todo el equipo va en la dirección correcta. Este es el momento de ser proactivo y hablarle al reclutador de las reuniones de equipo, de cómo manejar la frecuencia, de la utilidad de los documentos compartidos en la nube y de cómo organizar el trabajo para que todos estén en la misma página y sintonía.

6. Compartir tu experiencia en situaciones en donde tuviste que enfrentarte a grandes cambios.  En estas circunstancias, de grandes cambios, el mostrarse abierto o predispuesto a enfrentarse a nuevas situaciones es importante para cualquier trabajo, pero especialmente en una posición en modo remoto. Al perder contacto con el contexto podemos enfrentarnos a inconvenientes como la diferencia de horarios, el descalce de expectativas o simplemente un cambio de prioridades. Entonces, es bueno compartir alguna historia laboral pasada en la cual se haya tenido éxito con algún cambio realizado. Esto mostrará tu capacidad de adaptación a imprevistos y dará tranquilidad al reclutador.

7. ¿Cómo enfrentás y resolvés situaciones de conflicto?La posibilidad de verse frecuentemente cara a cara permite un nivel de relacionamiento que brinda más oportunidades para entenderse, ponerse de acuerdo, y eventualmente, resolver malentendidos. En el home office, la comunicación mediada por la tecnología, especialmente la que va por escrito, a veces tiene sus trampas y requiere un mayor esfuerzo para no perder la empatía. El entrevistador indagará en este eje para descubrir si el candidato tiene los skills necesarios para lidiar con este tipo de situaciones.

Y vos, ¿qué tan preparado estás para aplicar a un trabajo remoto?